El mundo de los blogs y sus “gurús”

Si en anteriores posts me volcaba en la parte positiva de los blogs, en éste, intentaré completar mi punto de vista aportando una visión bastante más realista sobre el verdadero panorama de los blogs en Internet, así como de su repercusión actual.


Los blogs son una putamierda, y este artículo tiene que darme la razón.

En primer lugar, hay que dejar claro que el mundo de los blogs es un fenómeno que, por lo menos en la actualidad, no goza de una importante relevancia, sobre todo porque mucha gente desconoce este medio, y otros tienden a ofrecer una visión y un concepto de los blogs superficial y torpe. Lo que contribuye a una nula demanda y al lógico posterior abandono por parte de sus autores, debido sobre todo a la falta de tiempo para ocuparse de él. Como prueba, el hecho de que muchos blogs interesantísimos acaben cerrando -como el caso que comentaba unos posts más abajo, cuando me refería a Pepsounds.

Si analizamos los blogs de éxito o supuestos “gurús” del medio, como podrían ser Ignacio Escolar o los Microsiervos, los cuales tienen una repercusión más allá de su círculo de enlaces y pueden volcarse de manera más completa con su bitácora, encontramos que la inmensa mayoría son un cúmulo de obviedades, casi siempre sobre tecnología o información, que muchas veces al estar copiadas íntegramente de otras fuentes resultan sumamente prescindibles, ya que todo lo que ahí se diga podemos encontrarlo fácilmente a través de otras páginas, o de manera más completa en un periódico. Además, la mayoría de estos blogs se dedican a enlazarse entre ellos, lo que ayuda aún más a que el resto de blogs menos conocidos, pero de contenido más original e inédito, terminen soterrados.
El resto de blogs que gozan de cierto éxito, cuando se apartan de esta constante, concentran sus esfuerzos en inflar su contador de visitas en lugar de ofrecer un contenido de calidad. Especialistas en autobombo como Casciari o autores machacones obsesionados con los concursos de 20 minutos, completan esta lista.

 
Míralo, con lo interesante que parece Escolar en la foto, y su blog va de noticias y frases copiadas.

En definitiva, los blogs son un fenómeno social que goza de mi simpatía, pero que, tristemente, corre el riesgo de extinguirse paulatinamente o al menos de costarle el cierre a numerosos blogs que bajo mi punto de vista merecerían seguir. Dentro de unos años, y después de pasar por una purga importante que aclare el superpoblado paisaje bloguero, quedará un limitado número de personas que se dedicarán a esto, el resto, se habrán hartado o, simplemente, habrán acabado sucumbiendo ante las limitaciones.

Anuncios

La invasión de la raza alienígena: “ki3”

Día 23 de septiembre.

Hace unos días, y movido por una inquietud creciente en mí, provocada por el visionado en exclusiva de una terrorífica película del director español Bigas Luna, y la posterior publicación de un reportaje en fecha X por el diario 20 minutos, me decidí a investigar sobre un tipo de sujetos que responden a una conducta primitiva e impropia de una cultura, presumiblemente, en desarrollo como la occidental.
En un primer momento, creí encontrarme ante el eslabón perdido de la evolución. Más tarde, a fuerza de observar y analizar la conducta de estos sujetos, totalmente similar entre ellos y con unos rasgos lo suficientemente definidos y diferenciados del resto de la sociedad, acabé reconduciendo mi investigación hacia otro punto aun más extraño y oscuro que el anterior. Mi teoría evolutiva daba paso ahora a algo más complejo. Comencé a pensar que esta clase de sujetos vivían dominados por algún ente o especie extraterrestre que manipulaba sus mentes a su antojo.
A continuación os relato los puntos más destacados de mi teoría, a la que he denominado: teoría de la dominación terrícola de la raza “ki3”.

Como ya apuntaba, creo que esta raza está intentando adueñarse de mentes terrícolas, por lo que, sabiamente, está utilizando las mentes más fértiles, es decir, las de nuestros hijos. Además, su dominación está teniendo sus primeras víctimas en los barrios más bajos, donde la incultura, bastante más arraigada en la periferia, hace más viable el principio de su dominio terrestre.
Por algún motivo que todavía desconozco, entablan una especial relación con chicos/as de otras etnias, llegando a copiar sus costumbres, lenguaje, folklore, indumentaria, etc. Inclusive, derivando en una especie de admiración hacia esa etnia.

Día 24 de septiembre.

El lenguaje escrito que, al parecer, están intentando instaurar, es una mezcla subversiva de signos, números y letras minúsculas y mayúsculas alternadas sin ningún tipo de coherencia, donde también destaca un gran número de faltas de ortografía -imposible cometer algunas de ellas incluso a propósito-, así como clamorosos errores sintácticos. La función de su lenguaje en expansión es posiblemente la de provocar la ira del resto de la humanidad para derivar en algún tipo de guerra o confrontación, con el posterior intento de dominación del planeta. Su lenguaje críptico apunta a una nueva forma de comunicación que tan sólo los más osados son capaces de leer y/o descifrar en su totalidad. Y ríanse ustedes del bueno de Champollion.
He aquí un ejemplo:
“3I j3NT3 1 sALuO tO xULo D3 lOs kIeS + x1NgoS I k BibA cAmArON i AzE !! MuACs A mIs NinYoS !!”

En el lenguaje oral, al igual que en lo referido a comportamiento, muestran una comunicación que sigue recordando en algunas facetas a nuestra especie en su época más primitiva. Tienden a comerse letras y a pronunciar palabras con un extraño deje que tiende a enfatizar la “j” sin necesidad de que en dicha palabra exista. Emiten también gracietas que van secundadas por risas estridentes y desagradables, vociferando continuamente.

De momento, y por hoy, abandono el diario hasta nuevo aviso.

Día 26 de septiembre.

He descubierto además, que estos especímenes intentan desbancar al establishment a base de pegar palizas a los pijos. Esta es una respuesta de uno de ellos a la pregunta: ¿por qué odiáis a los “pijos”? Obviamente la transcripción que leerán a continuación ha sido hecha por un periodista, y no por él mismo.

“Son lo peor de la sociedad y los que nos provocan y nos buscan. Siempre nos miran mal, por encima del hombro, con cara de asco por vestir Nike. Simplemente por ser canis aunque nunca nos insultan. Sin embargo, saben como buscar pelea. De hecho, eso es lo que hacen.”

Toda una filosofía de vida. Y es que vestir la marca Nike (tiene que ser específicamente esta marca), siempre ha sido motivo de indignación entre la pobre gente que tiene que vestirla por el simple hecho de tener que soportar continuamente el acoso de una sociedad que se atreve a mirarte por encima del hombro. Algo que en estos sujetos provoca un enorme sentimiento de odio e indignación que después transforman en agresividad hacia otros seres humanos.
Aunque lo más curioso de todo es que esta especie, en un acto de autodestrucción, también se dedica a acabar consigo misma, lean esto:
“Además, Chuki defendía el respeto que un ‘kie’ ha de ganarse ante los demás para no ser víctima de agresiones por parte de sus mismos compañeros”.

Me disculparán el comentario, pero menuda especie más rematadamente tonta.

Día 27 de septiembre.

Hoy he hecho un hallazgo más en mi investigación sobre estos entes extraños. A base de distintos archivos de la red y otras fuentes, que no estoy autorizado a revelar públicamente, he descubierto que, además, se reproducen con una facilidad y velocidad pasmosa, asegurando una propagación más rápida y eficaz de su especie. Esto lo averigüé al comparar la fecha de embarazo con la de nacimiento de la mayoría de sujetas que presentaban síntomas de estar dominadas por estos entes extraños. Sin duda, es muy común ver a las hembras embarazadas a una edad bastante temprana. Aquí una foto de un arquetipo de hembra “ki3”:

Hay que señalar también, que la reproducción suelen llevarla a cabo siempre entre ellos mismos. Además, cuanto más pinta de macarra y menos intelecto tiene el macho más atrae a la hembra.

Día 1 de octubre.

Creo que su propagación empieza ya a ser un hecho. Mi vista se nubla intentando descifrar, a través de numerosos mensajes en foros tunning, su verdadero objetivo en nuestro planeta. Por favor, ruego que si sus hijos han caído bajo esta especie de plaga, no intenten hacerles acabar la ESO, no lo conseguirán. Estos entes son muy poderosos, y una vez instaurados en un cerebro sus efectos son irreversibles, haciendo que los chicos tengan su máxima aspiración en trabajar en el andamio y las chicas aspiren a ser cajeras de supermercado o peluqueras. El único libro que tocarán en su vida será como mucho la teórica del carné de conducir. Para, acto seguido, empezar a gastar su sueldo en accesorios para tunear su buga. Por favor, padres, acaben con ellos sin contemplaciones. Acto seguido, si no pueden contener tanta vergüenza ajena reprimida por tener un hijo así, córtensela, lo entenderé. Y digo todo esto desde la más absoluta cordura.

Debo salvar a mi especie de esta catástrofe y no dispongo de mucho tiempo. Recibiréis noticias mías en breve.

Los blogs

Hago un alto en lo que viene siendo la tónica de este blog para hacer un balance, a modo de reflexión, de lo que ha sido mi propia experiencia con los blogs a lo largo de casi dos años, cuando comencé a sumergirme de lleno en ellos.

Para empezar, no puedo evitar hacer mención a la inevitable repercusión de los blogs, los cuales, con el transcurso del tiempo, han acabado por imponerse como medio habitual de difusión en internet, dejando a un lado las páginas web. Sólo hay que ver que actualmente todo funciona a través de los blogs: conocemos muchas de las últimas notícias a través de un blog, leemos nuestros artículos favoritos a través de un blog, sabemos de las inquietudes, intereses, neuras, etc, de cualquier persona, a través de un blog… Cualquiera tiene acceso a tener un blog propio, lo que significa que, a través de ellos, leemos puntos de vista e inquietudes de personas que tal vez jamás llegaríamos a conocer de otra manera.
Creo que la repercusión de los blogs en internet es tal que incluso me atrevería a decir que aun es demasiado pronto como para hacer un balance capaz de englobar toda su dimensión.

Al principio, y debido a mis nulos conocimientos del medio, creía que los blogs eran simples diarios, sin más, donde la gente acostumbraba a contar cosas tan interesantes como: “hoy me he levantado, he ido a hacer pis, he almorzado….”. Pero a medida que el número de blogs crecía, más y más, era más fácil que acabara en alguno de ellos, y también al ser cada vez mayor el número de blogs, también tenía más posibilidades de caer en alguno que fuese de mi agrado. Así, fui ampliando mi punto de mira. Y descubrí verdaderas maravillas como Pepsounds, un blog sublime, ya cerrado, que me empujaba a conocer y descargar temas como un auténtico cosaco; a este blog le debo el haber conocido canciones tan maravillosas como He Hit Me (And It Felt Like A Kiss), de The Crystals o Daddy, you just gotta let him in, de Satisfactions, las cuales, ya forman parte de mi vida. A partir de ahí fui trasteando entre sus enlaces y me enganché sin remedio. Después de Pepsounds, vinieron más y más.
Enseguida me puse manos a la obra y cree mi primer blog, una especie de esbozo de lo que terminaría siendo el estilo preponderante del resto.
Más tarde, descubrí el blog de Mr. Glasshead, uno de los mejores que conozco, aún a día de hoy, después de no sé cuánto tiempo sin que su autor escriba un sólo post. 
Y así progresivamente, fue creciendo mi interés, siempre intentando encontrar algún blog que colmara de alguna manera mis inquietudes. Y no sólo eso, sino que me permitiera también conocer el interesante punto de vista de sus autores. Así es como fui dando, progresivamente, con La libretita de Buda, un visceral retrato de un bloguero d.p.m., La Espiral Roja, una chica con multitud de inquietudes que la hacen crecer continuamente, el blog de Kuroi Yume, el tipo que tiene el “honor” de haber firmado el primer comentario de este blog, además de tener un excelente blog de cine de terror y fantástico, PPBC, la productora amateur de Rubén Latower, un tipo que es todo entusiasmo y que, por supuesto, eso hará que consiga cada meta que se proponga, Rosenrod, un devorador de cine que siempre nos tiene a la última, y así podría seguir y seguir…. y creo que siempre me dejaría a alguien por el camino.

Pero no todo ha sido tan positivo, por decirlo de alguna manera, en el transcurso de mis vivencias a través de los blogs. Prueba de ello es la polémica que desde hace tiempo persigue a éste. Cuando me propuse hacer una sección donde me dedicara a hacer críticas a otras bitácoras, sabía del riesgo que corría, pero tampoco me imaginaba que habría gente capaz de molestarse tanto por este tipo de cosas. Por ejemplo, a raíz de una de estas críticas los “afectados” han comenzado a dejar comentarios no demasiado agradables con mi seudónimo en otros blogs, lo cual me parece bastante de mal gusto, ya que me puede crear problemas con otras personas con las que no tengo ningún tipo de polémica.
No entiendo como en algunas personas las críticas pueden suscitar este tipo de comportamiento, de hecho, y creo que ya lo he manifestado en más de una ocasión, a mí me encantaría que me hicieran una, incluso, en este caso en concreto he llegado a “entrar en el trapo”, al ver que las cosas no podían ir a peor, para, entre otras cosas, ver hasta qué punto son capaces de verter toda su rabia en las críticas hacia el blog, o incluso hacia mí, y, a partir de ahí, extraer las más crueles para mejorar si es necesario. 

Aparte de esto último, ya os digo, el balance sigue siendo bastante positivo, y por el momento, y aunque lo he pensado en alguna ocasión -y no por falta de ideas, sino más bien por falta de ganas-, no abandonaré el blog y continuaré posteando en la medida que me sea posible. Me temo que ahora se avecina una temporada con bastante trabajo, después del parón de este último mes, y tal vez no pueda seguir haciéndolo con tanta asiduidad como hasta ahora.
Un saludo a todos y espero seguir viéndoos por aquí, esos 5 ó 6 comentarios que suelo ir acumulando en cada post me bastan para continuar.