Hasta aquí (por el momento)

Sí, creo que ha llegado la hora de tomarse un descansito. Después de dos años de publicación ininterrumpida, de más buenos que malos momentos proporcionados por este invento llamado “blog”, ha llegado la hora de parar un poco el carro.
Aún así, no será una pausa completa, puesto que voy a seguir actualizando La sesión golfa, aunque mi contacto con el mundo de los blogs seguramente no será tan frecuente como el que tenía con éste.

Siento cerrar esto, sobre todo porque ya iban cinco artículos que pensaba publicar pero que por falta de motivación y ganas finalmente no han visto la luz. Pero que ahí están, guardaditos.

Y nada, espero volver pronto con ganas y fuerzas renovadas, mientras, os dejo con el trabajo de varios meses que simplemente con vuestra presencia y vuestros comentarios ya ha valido la pena.

Me he cortado el pelo